El INE, Una Apuesta en Contra del Federalismo

La propuesta para crear el Instituto Nacional Electoral que impulsan la dirigencia del PAN y algunos de sus legisladores contradice uno de los principios básicos de Acción Nacional: el federalismo.

Es equivocado suponer que centralizando al IFE se terminarán los usos y abusos de gobernadores y caciques locales, de entrada porque en un honesto examen de conciencia se debe aceptar que algunos gobernadores y líderes del propio PAN han incurrido en abusos; no podemos perder de vista que la conformación de los consejos estatales y aún el nacional están en manos de los partidos, una prueba es que estamos a unos días de que el IFE opere con menos de la mitad de su consejo.

Una de las principales banderas del PAN ha sido la defensa del federalismo y en los últimos tiempos se vienen dando acciones en sentido contrario, para no ir más lejos el retroceso que significó en la reforma educativa que las nóminas regresen al Gobierno Federal, lo que hace suponer que cuando se llega a este nivel de gobierno los funcionarios se transforman en puros y limpios.

Hay que reconocer que los primeros dos consejos del IFE funcionaron de manera más que aceptable, con los posteriores no han faltado la polémica ni las dudas.

El problema real es que los órganos ciudadanos siguen son una tentación para funcionarios y dirigentes, su designación pasa por el legislativo pero antes hay un laberinto que impide que los mejores sean los elegidos.

En los tres niveles de gobierno están personas con las mismas características, a los órganos ciudadanos llegan personas con el mismo perfil, entonces el INE no puede ser diferente: para ser consejero federal los aspirantes hacen un largo cabildeo con líderes y dirigentes partidistas a fin de obtener apoyos; lo mismo sucede en los estados.

Con los órganos locales por lo menos hay la posibilidad de vigilancia permanente, porque las irregularidades no solo se hacen en períodos electorales.

¿Acaso un organismo nacional impedirá el clientelismo, el uso de recursos ilícitos que para no ir más lejos se observaron en las elecciones del año pasado? Los excesos estuvieron a ojos vistas y las sanciones apenas afectan el presupuesto de los partidos, que pagan las multas con los subsidios que reciben.

Además, un organismo central seguramente traerá más burocracia.

La reforma política es indispensable, no cabe duda, pero hay propuestas como el INE que poco aportarán a la legalidad y la transparencia y en cambio sí se manda un mensaje de desconfianza a organismos y ciudadanos de los estados.

jnaveja@hotmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *